Arreglos Florales para la Semana Santa 2018

La Semana Santa es una época de gran espiritualidad y cercanía religiosa, donde todos se conectan con lo divino, rememorando la pasión de Cristo y los tiempos de pascua. Para esta época la belleza natural se hace resaltar para llevar a las personas a un contacto sensitivo con la espiritualidad del ser humano. Los Arreglos Florales de Semana Santa se realizan con tales motivos, destinados a decorar y ornamentar los recintos religiosos, con flores de colores que inspiren paz y tranquilidad, en sintonía con el entorno y la situación.

El ornamento floral que destaca dentro de las iglesias emplea flores de colores suaves, con formas delicadas y apacibles, jugando con la delicadeza y solemnidad del entorno. Algunas de las flores más empleadas para estas ocasiones son los Claveles, las Gloriosas, los Jacintos, las Rosas, las Hypericum, los Tulipanes y los Lirios.

Además, de acuerdo a la estación en la que se realiza esta celebración, las flores usadas para las composiciones florales suelen ubicarse en la primavera, por lo que muchas inspiran sensaciones de alegría y renovación, sentimientos asociados a la llegada de la primavera como nueva etapa de la vida. El carácter primaveral de los arreglos hace que las decoraciones de exteriores destaquen de mucha cromaticidad y formas cónicas, con composiciones que poseen flores de gran envergadura y pigmentos cálidos, como las aves del paraíso, los claveles azules, las rosas rojas y los girasoles.

Formas Cónicas y Esféricas en Arreglos de Semana Santa

Los arreglos florales de Semana Santa basados en esta temporada enfocan su forma en figuras esféricas y cónicas, donde la base empleada es un cofre o jarrón metálico, usando como estructura alambre de floristería y varillas de madera para construir la forma. Se utiliza uno o dos tipos de flores como elementos principales, las cuales se combinaran con flores silvestres y follajes, que podrían ser hojas de palmas u hojas de eucalipto con formas redondeadas.

En el caso de los arreglos con formas cónicas, las flores de mayor tamaño y de colores más llamativos son ubicadas hacia las partes superiores de los ramos, mientras que en la parte central se juega con la monocromía y la simplicidad en la presentación. Generalmente, este tipo de arreglo floral posee un gran tamaño en comparación a otros tipos de arreglos para otras ocasiones, llegando a exceder el metro de altura.

En el caso de realizar arreglos florales de Semana Santa de tipo esférico se utiliza una esponja de floristería como base para incrustar las flores, con el que se realiza un topiario colocando de forma alternada dos o más tipos de flores. Podrían combinarse rosas, lirios y claveles para realizar dicha composición.

Las composiciones realizadas para ornamentar el interior de las iglesias suelen tender hacia estilos monocromos, donde las flores principales, generalmente de colores blancos o pasteles, están acompañadas de flores silvestres, blancas o de colores pálidos, de forma que el exorno floral posea un carácter etéreo y religioso.

Los arreglos florales que se usan para decorar en Semana Santa también son comúnmente usados en los países latinoamericanos como una ofrenda que se realiza en cualquier otra época del año para alguna festividad eclesiástica o algún favor concedido por un santo, por lo que los arreglos de este tipo son fácilmente asociados a la Iglesia y las ocasiones de festividad que se celebran en ella.

Leave a Reply