La Chayota | Características, Cultivo y Usos

La chayotera, Sechium edule conocida como guatila, chayote, chuchu, güisquil, papa del aire, cidra, papa de pobre o erizo, es una cucurbitácea familia de los melones o pepinos, cuyo uso como hortaliza es muy común.

Es una planta trepadora perenne, de sencillos tallos angulosos de unos 15 metros de largo, muy extendidos. Los tallos tienen cordeles de fibras con enredaderas, de una unión del tallo surge un colgante, que termina en tres o 4 ramas pequeñas. Del otro lado de la unión sale una hoja que sirve para los retoños.

Las hojas tienen el peciolo curvo y pequeño. Las flores son manfloritas de cinco pétalos, de unos dos centímetros de diámetro aproximadamente, las flores masculinas son de color amarillo y las femeninas más verdosas.

El fruto es una baya globosa que puede formarse solo o en pares en un mismo pedúnculo. La parte externa del chayote puede ser lisa o con púas de diferente tamaño, y diversas tonalidades de verde.

El interior tiene una carne verde o blanca llena de fibra, nutrientes y agua. Tiene una sola semilla formada por dos cotiledones grandes, es aplanada, de forma oval y lisa. Las raíces son fibrosas y algunas  se convierten en tubérculos en la época más fría el año, las cuales se pudren y desaparecen una vez surgen los nuevos brotes.

Cada planta de chayote puede producir unos 200 frutos por temporada, éstos tienen distintos tamaños desde 10 centímetros en adelante, pesan entre 300 a 500 gramos, aunque se conoce de chayotes que han pesado 2  kilogramos o más.

Hábitat y Distribución

El chayote es oriundo de Centroamérica y México, se llevó a Europa y América del Sur entre los siglos XVII y XIX, posteriormente a Oceanía, Asia, África y por último a Estados Unidos.  Los principales productores de chayote con fines comerciales en el mundo son Costa Rica, México, Guatemala, India, Brasil, Estados Unidos, Argelia y Australia.

Cultivo

Las semillas de chayote se pueden sembrar directamente en la tierra, colocando la semilla en el suelo preparado con una separación de dos metro entre una semilla y otra, para permitir su crecimiento sin inconveniente.

También se puede dejar que el fruto alcance su madurez de forma natural, para que la semilla germine dentro de él y produzca un brote que al alcanzar unos 15 centímetros pueda sembrarse en el sitio definitivo de cultivo.

Es necesario colocar un estribo, recordando que es una planta trepadora que necesita enrollarse y crecer de forma vertical. Se recomienda realizar la siembra a comienzos de enero ya que la floración tardará unos 5 meses en llegar, el fruto aparecerá unos 25 días después luego de la floración. El fruto se debe recolectar manualmente, con tijera de ser preciso, para evitar dañar la planta.

Una vez recolectada la cosecha de chayote, se debe realizar una poda total de la planta a cinco centímetros de la raíz, lo que la fortalecerá y la preparará para la cosecha del año siguiente. Tiene un periodo productivo de 3 a 5 años.

Condiciones Ambientales

La chayota necesita mucha humedad ambiental, la temperatura del clima necesaria para su desarrollo va desde los 14°C a los 21ºC, sin embargo, soporta temperaturas más altas. Los suelos deben ser profundos y  sueltos, que permitan un buen drenaje y sean ricos en nutrientes. Puede sembrarse desde los 50 hasta los 2000 metros sobre el nivel del mar.

El Chayote se poliniza por acción de los insectos, esencialmente por las abejas. Se recomienda un riego semanal y cuando aumente la temperatura observar el terreno y reajustar el riego.

Usos

Es una planta comestible, se aprovecha su fruto, sus tallos y raíces, en diversas preparaciones alimenticias. Sus raíces y fruto tienen un alto contenido de agua y poco almidón, por lo que ayuda en la dieta de pacientes con diabetes o problemas estomacales.

Es un excelente diurético que ayuda a eliminar el líquido retenido en el cuerpo, ayuda a personas con problemas de circulación, está incluida en dietas bajas en calorías pues cada 100 gramos aportan solo 22 calorías.

Amenazas

El exceso de humedad en el terreno origina algunas enfermedades que afectan la vida de la chayota, la antracnosis, produce manchas oscuras en las hojas las cuales se caen producto de esta enfermedad.

El oidio, es un hongo que produce manchas grisáceas con un polvo blanquecino en las hojas pudriéndolas, es otra amenaza del chayote. Estos hongos se controlan con fungicidas y se deben retirar las hojas o partes de la planta que han sido afectadas.

Los grillos, se comen los tallos y las hojas tiernas, debilitando la planta. Los áfidos o pulgones se ubican en las hojas chupando su sabia y segregando una melaza que atrae a otras plagas, en estos casos se recomienda el uso de insecticidas para erradicar estos insectos, así como la limpieza cuidadosa de las hojas.

Leave a Reply