Guzmania | Características, Cultivo y Usos

La Guzmania de la familia Bromeliáces, recibe su nombre en honor a Anastasio Guzmán, naturista y farmacéutico español que la llevó a Europa luego de sus viajes a América del Sur en los siglos XVIII y XIX. Es una planta perenne que destaca por la coloración de sus pétalos. Nace en zonas tropicales de Sudamérica, América Central, India y las Antillas.

Las hojas emergen del centro de la planta  y las hojillas se intercalan entre ellas, formando un pimpollo, de 20 y 40 centímetros de alto, allí se almacena agua que sirve para su supervivencia y de hábitat para microorganismos. Las hojas  son verdes y lustrosas, con fragmentos de diversas tonalidades rayadas.

En su primera etapa de vida es de color verde pero va cambiando de color a medida que va creciendo, tornándose de amarillo a naranja y finalmente vinotinto o violeta dependiendo de la variedad. La Guzmania tiene un tallo corto con los lóbulos colocados en roseta. Tiene una vida corta de máximo 3 años.

Esta planta mide aproximadamente 1 metro de alto y unos 45 centímetros de diámetro, florece una sola vez en su vida y luego de crecer tarda dos años en dar su flor la cual tiene un permanencia de entre 5 a 8 semanas, luego se marchita y la planta muere, dejando retoños en la base.

Existen aproximadamente más de 200 especies reconocidas, entre las más conocidas están la Guzmania Lingulata, Guzmania Lingulata Empire,  Guzmania Lingulata Torch, la Guzmania sanguínea y la Guzmania monostachia.

Hábitat y distribución

Esta planta es propia de zonas tropicales principalmente de América y la India, sin embargo, se forma con facilidad en lugares soleados y húmedos.

Cultivo de la Guzmania

Al morir la planta principal luego de su única floración, ésta deja formados sus retoños en el pie de la planta, estos renuevos están unidos a la planta principal por raíces, por lo que se debe tener mucho cuidado al proceder a separarlos para su siembra, los hijuelos de la planta principal se deben sembrar  en recipientes individuales con abono combinado con materia orgánica.

Es recomendable tener la nueva planta en un sitio cálido pero donde no reciba la luz directa del sol pues podría afectarla, hay que vigilar su riego constante en la primera etapa, si es posible humedecerla con agua lluvia que es rica en nutrientes, una vez formada la planta es necesario realizar un riego cada tres días durante el verano y en invierno una sola vez a la semana es suficiente.

El agua estancada dentro de la roseta debe ser limpiada una vez al mes para evitar podredumbre, realizar el riego con agua limpia nuevamente  asegura que la planta esté bien nutrida. En primavera y verano se recomienda agregar abono dos veces al mes y realizar una limpieza continua si hay hojas secas. Se recomienda rociar sus hojas y floración frecuentemente con agua tibia para mantener su belleza.

Condiciones Ambientales

La Guzmania, por ser de origen tropical se  sostiene muy bien en clima caluroso y húmedo, sin embargo, se recomienda ubicarla en un lugar donde pueda recibir la luz indirecta del sol y donde esté protegida de fuertes corrientes de viento, porque pueden quemar sus hojas.

Se recomienda una  temperatura mínima de 18°C, aunque la Guzmania puede llegar a tolerar brevemente temperaturas hasta de 15°C.

Usos de la Guzmania

Por la variedad de sus colores y su imponente presencia, su uso es específicamente decorativo y ornamental, muy usada en floristerías que ofrecen estas plantas únicas como un novedoso obsequio.

Ayuda a limpiar la contaminación provocada por compuestos químicos que se encuentran en el aire, es una planta recomendada para edificios o casas que se encuentren cerca de industrias o fábricas.

Amenazas

Esta hermosa planta no está exenta de sufrir enfermedades o ser atacada por plagas durante su vida, hay que vigilarla para saber qué hacer en caso de algún síntoma. Si las puntas de las hojas se tornan marrones hay que regarlas pues esto es producido por la falta de humedad se hace necesario hacer un riego interdiario para mejorar su aspecto.

Si las hojas presentan deformaciones es por la presencia de unos insectos denominados pulgones  que se alimentan de la savia de las hojas para eliminarlos se debe limpiar con agua jabonosa i el problema continua hay que aplicar un insecticida.

Si la Guzmania presenta una coloración oscura y podredumbre en la base es producto de riego excesivo, el agua encharcada produce la aparición de hongos que dañan la planta hasta producirle la muerte. Hay que vigilar el riego, secar la parte interna de la planta y el tallo.

Los efectos producidos por el exceso de agua son de alto riesgo para la Guzmania, por lo que se debe revisar el terreno y si se encuentra húmedo a menos de 5 centímetros de profundidad todavía no es tiempo de volver a regar.

Leave a Reply