Gazania | Características, Cultivo y Usos

La Gazania, Gazania rigens, Gazania splendens es un planta ornamental originaria de Sudáfrica, perteneciente a la Familia Asteraceae. Es una hermosa planta perenne que llega a medir unos 20 centímetros, de flores muy llamativas similares a las margaritas con pétalos que se acomodan alrededor de un botón.

Según su tipo pueden ser anaranjadas o amarillas, menos frecuentes son violáceas o rosadas, comienzan a abrir en primavera y termina la floración en verano. Durante la noche se cierran y con la luz del sol abren sus pétalos.

Sus hojas son verdes al frente y blancas en el envés, alargadas y redondeadas en sus puntas. Esta planta se desarrolla de modo silvestre y cuando crece en cantidad forma una hermosa alfombra floral. Se conocen 17 especies de la Gazania, esta planta permite hacer hibridaciones que dan como resultado hermosas combinaciones de flores de diversos colores. Es una variedad de vida corta, no sobrevive más de 5 años.

Hábitat y Distribución

Esta hermosa planta fue presentada desde Sudáfrica primeramente a Europa y luego se extendió alrededor del mundo.

Cultivo de la Gazania

La Gazania es de fácil cultivo, esta planta ornamental se puede reproducir por esquejes, por semillas o por división de la planta.

Si el método escogido es por esquejes se eligen ramas de uno 10 centímetros que no tengan flores, se prepara el suelo donde se va a ubicar la planta y se siembra directamente el esqueje, teniendo en cuenta la constancia en la humedad y la temperatura para que el desarrollo de su primeras hoja se produzca fácilmente.

Si el método es a través de semillas, éstas se deben obtener de las flores secas, se colocan en una bandeja con una muy fina capa de tierra humedecida, una vez germinadas las plántulas se llevan al sitio definitivo, sea una maceta o directamente en el suelo del jardín, cuidando el riego que debe realizarse cada dos o tres días y protegiéndolas de las corrientes fuertes de viento.

La Gazania también se puede reproducir a través de la segmentación de racimos, separando un manojo de la planta con sus raíces y sembrándolo en otro recipiente o directo en el suelo.  En cualquiera de los métodos escogidos se sugiere la aplicación de un abono mineral una vez al mes, así como la limpieza de hojas o flores secas, el riego debe ser moderado pues el encharcamiento puede afectar su desarrollo y fomentar enfermedades fúngicas.

La siembra de la Gazania se recomienda a principios de la primavera, para que la temperatura fría no la afecte, no se debe sembrar o trasplantar en épocas muy frías pues su desarrollo es improcedente, se recomiendan temperaturas entre los 16°C y os 20°C. Durante el invierno es preferible llevar la maceta con la planta de Gazania hacia el interior y colocarla cerca de un sitio donde reciba de forma indirecta la luz solar.

Condiciones Ambientales

A la Gazania le gustan los lugares soleados lo que permite la apertura de sus flores durante el día, no tolera temperaturas menores a los 5°C, no tiene preferencia por el tipo de suelo, aunque se da muy bien en terrenos sueltos y arenosos, sobrelleva bien pasar días sin riego.

Usos de la Gazania

Su uso es netamente ornamental y decorativo, muy usada en jardines y paisajismos, se usa también para evitar la erosión en algunos suelos.

Amenazas

La Gazania es una planta que aunque de origen silvestre, puede verse afectada por la aparición de plagas y enfermedades cuando es cultivada en jardines o macetas. Hay que prestar principal atención al riego excesivo pues de allí se desprenden la mayoría de sus problemas.

La mosca blanca es uno de los insectos que se adueñan de la Gazania chupando la savia de sus hojas provocando que se marchiten y debilitando la planta hasta provocar su muerte,  se recomienda la vigilancia, lavarla cuidadosamente con agua jabonosa para retirar los insectos y en última instancia usar insecticidas para su eliminación.

El pulgón es otro insecto que afecta la planta mide aproximadamente 3 milímetros y puede ser  de color amarillo, verde, negro o marrón, este insecto se alimenta succionando las hojas, los tallos y las flores en nacimiento, produciendo manchas y deformaciones. Estos animales además expelen una sustancia que engrudan en la planta y provoca la aparición de hongos. Se deben usar insecticidas y fungicidas de forma alterna.

Las larvas de insectos llamadas minadores viven dentro del  tejido de las  hojas de la Gazania, causando gangrenas, se esconden en el tejido de las hojas, comiéndoselas por capas. Estos parásitos son difíciles de controlar pues son resistentes a los insecticidas, por lo que se dificulta su erradicación.

Asimismo, son propensas a enfermedades fúngicas como la botritis, la cenicilla, o la descomposición de raíz, estas enfermedades se promueven por el riego excesivo, atrayendo la aparición de hongos que deterioran la planta hasta provocar su muerte. Para el tratamiento de estas enfermedades, además del cuidado en el riego, se deben aplicar fungicidas.

Leave a Reply