¿Cómo hacer un Arreglo Floral en Espiral? – Consejos y pasos a seguir

Un arreglo floral en espiral es ideal para aquellas ocasiones en las que de desee añadir un detalle adicional que complemente el arreglo, puesto que brinda espacio adicional en el que colocar topo tipo de elementos decorativos (globos, dulces, peluches, juguetes…) que dan personalidad al ramo. La elección de estos elementos decorativos tiene que ir directamente relacionada con el uso que se le vaya a dar al arreglo.

Los ramos de flores son siempre un detalle hermoso pero si el arreglo tiene una presentación original el impacto visual es superior. Por ello, los arreglos en espiral suelen ser muy llamativos y, aunque la gente suele pensar que puede resultar complejo montar este tipo de arreglos, realmente no lo es si se siguen las pautas adecuadas.

Cabe recalcar que no es imprescindible el uso de ningún elemento decorativo adicional para que un arreglo floral en espiral resulte bonito a la vista, ya que la organización de las flores en forma espiral ya resulta llamativa de por si. Aquí puedes ver un ejemplo del uso de un elemento decorativo en un arreglo de este estilo. Se puede ver como se utiliza el hueco que deja libre la colocación de la flores para colocar dicho elemento decorativo.



¿Cómo hacer arreglos florales en espiral?

Necesitarás algo más que flores a la hora de crear un arreglo floral de cualquier tipo. Estos son los materiales indispensables para comenzar a crear este arreglo en espiral:

  • Esponja para arreglos florales (totalmente necesaria para los arreglos de este tipo).
  • Un recipiente de cristal o cualquier otro material duro en el que introduciremos todo el arreglo.
  • Unas cuantas flores, que serán las protagonistas del arreglo. Se puede realizar este tipo de centros de mesa en espiral con todo tipo de flores, pero las rosas y los tulipanes quedan realmente bien.
  • Ramas y hojas decorativas de color verde, con las que generar algo de contraste alrededor de las flores.

Si no cuentas con materiales para arreglos florales te recomendamos visitar nuestra sección dedicada a ello.

 

Pasos a seguir para hacer un arreglo en espiral

  1. Corta la esponja floral para que quede el mismo tamaño del recipiente.
  2. Ahora viene el paso más importante. Deber decidir la forma que quieres darle a la espiral. Lo más típico para lograr un arreglo floral en espiral es crear agujeros en la esponja creando hileras de agujeros de alguna forma concreta. La C o la S son letras que te pueden servir de referencia a la hora de crear estas hileras.
  3. Una vez hechos los agujeros, viene el segundo paso que hará que las flores tomen diferentes alturas dando la sensación de colocarse en espiral. Para lograr este efecto solo tenemos que cortar todos los tallos a diferentes alturas de forma gradual. De esta forma, si tenemos 10 tallos, hay que hacer que el primer tallo sea el más grande, y vayamos cortando un trozo más grande de cada tallo hasta llegar al número 10, que será el más corto.
  4. Cuando tengas todas las flores listas para ser colocadas debes recordar humedecer la esponja floral antes de comenzar.
  5. Para la colocación de las flores en la esponja debes introducir en orden de tamaño cada tallo de flor en uno de los agujeros de la hilera previamente creada en la esponja floral.

Con estos sencillos pasos habrás conseguido crear el comienzo de un arreglo floral con flores en espiral, ahora solo tienes que complementarlo con otro tipo de elementos decorativos. Algunos de los puntos básicos a tener en cuenta son:

  • Resulta casi imprescindible complementar las flores colocadas con al menos algunas hojas que sirvan como base del arreglo y aporten el color verde para crear contraste.
  • Colocar cualquier tipo de musgo en la base para tapar la presencia de la esponja también suele ser recomendable para crear un arreglo profesional.
  • No es mala idea complementar diferentes colores o tipos de flores en diferentes espirales del mismo arreglo, aunque es primordial intentar que sean todas del mismo tamaño para no romper el equilibrio del arreglo.




¿Cómo hacer un arreglo sencillo en espiral con una taza?

Como podrás observar en el ejemplo, no hace falta crear un arreglo muy grande para conseguir buenos resultados. En este caso, con el simple uso de una taza, una esponja floral y un poco de musgo para la base (además de la rosas, claro) se ha conseguido un elemento decorativo perfecto para una casa.

 Consejos para complementar arreglos florales en espiral grandes

Si deseas hacer un arreglo floral de mayores dimensiones lo ideal es utilizar una canasta como base para el arreglo. Estos son algunos de los pasos más recomendados para la creación de este tipo de centros de mesa y canastas:

  1. Cubre la base con papel de seda por dentro de la canasta con algún color que combine con el arreglo.
  2. Coloca dentro de la canasta el arreglo floral en espiral que hemos creado en la anterior sección, incluido el jarrón o base que hayas utilizado.
  3. Ahora puedes comenzar a rellenar el espacio vació que queda entre el jarrón del arreglo y la canasta con cualquier elemento decorativo que te guste. Una selección de diferentes frutas siempre combina a la perfección con un arreglo floral, además de que tenemos muchas opciones en este sentido (piña, bananos, bandejas con fresas, uvas, melocotones, duraznos o cualquier otra fruta).
  4. Puedes terminar de complementar el arreglo poniendo cintas de algún color específico que acaben en un lazo en la parte superior del asa de la canasta (si es que tiene un asa superior). Hay muchas opciones en este sentido y de nuevo lo que prima ante todo es el uso de la creatividad.

Leave a Reply