Arreglos florales con Gerberas

Los centros de mesa y arreglos florales con gerberas son muy típicos a la hora de decorar todo tipo de ambientes. Existen gerberas de numerosas formas y colores, dando lugar a una gran cantidad de posibles combinaciones. Por lo general, los ramos y arreglos con gerberas representan la energía y el entusiasmo, gracias en gran parte a los coloridos tonos que adquiere esta flor. de forma habitual.

En este artículo te mostraremos distintas ideas de composiciones con gerberas para que puedas inspirarte a la hora de decorar tu hogar con estas flores o incluso te animes a crear tus propios arreglos (recuerda que para eso necesitarás algo más que simples flores). Cabe destacar que las gerberas pueden combinarse con muchas otras flores, sobre todo cuando ambas cuenten con el mismo color o colores complementarios.

Arreglos florales con Gerberas naranjas

Uno de los tonos que más destacan entre las gerberas es el naranja. Cualquier arreglo de gerberas que crees con estas flores quedará perfecto combinándolo con un jarrón alargado de cristal y algunas hojas y tallos de adorno. No hace falta que uses más de 2 o 3 gerberas, a que al ser tan grandes y coloridas podrían recargar mucho el arreglo si ponemos demasiadas.

Resultado de imagen para arreglos florales con gerberas

Más allá de lo decorativo, los arreglos con gerberas naranjas simbolizan una amistad o amor en crecimiento, por lo que son un bonito detalle para regalar en este tipo de situaciones.

Arreglos florales con Gerberas y orquídeas rosas

Resultado de imagen para arreglos florales con gerberas
Combinar gerberas y orquídeas en un mismo arreglo floral es sin duda una gran idea si se consiguen intercalar de la forma adecuada. Al contar con tonos rosados de ambas plantas se puede lograr una armonía de colores en el arreglo sin caer en la monotonía de una sola flor. Este centro de mesa en tonos rosados es en principio un detalle delicado y femenino, pero se puede usar para cualquier fin si así se desea.

Arreglos florales con Gerberas y rosas

Resultado de imagen para arreglos florales con gerberas

Al igual que podemos combinar las gerberas con flores del mismo color, también podemos hacerlo si encontramos una armonía entre los colores de la gerbera que usaremos y la flor que queramos combinar. En este caso, se han usado gerberas en dos tonos de rosa distintos y rosas tanto en tonos rosados como en blancos. Asimismo, se ha complementado con un jarrón de cristal en forma ovalada y algunas hojas de color verde para crear algo de contraste. Es un claro ejemplo de los grandes resultados que se pueden lograr creando arreglos combinados de gerberas y otras flores.

Arreglos florales con Gerberas y tulipanes

No solo podemos combinar dos tipos de flores en un mismo arreglo. En este ejemplo podemos observar una combinación entre gerberas, claveles y tulipanes, todos en tonos rosados. En este caso se ha jugado muy bien con las alturas, permitiendo que los tulipanes sigan adquiriendo el protagonismo que necesitan.

Imagen relacionada

Asimismo, juega un papel importante la gran cantidad de vegetación que se ha incluido en el arreglo y la disposición de las flores en el arreglo. Se puede ver claramente como las gerberas han sido colocadas en una posición central para atraer la máxima atención posible, mientras que los claveles han sido colocados a los lados de forma complementaria.

¿Cómo preparar un Arreglo con Gereberas?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las gereberas poseen un tallo largo, pero muy frágil, por lo que es muy fácil estropear la planta en caso de manipularla sin cuidado. Lo ideal a la hora de tratar flores de tallo débil como las gerberas es usar varillas y cinta para arreglos, con las que podremos mantener las distintas flores del arreglo en su lugar correspondiente.

Los elementos que necesitamos a la hora de crear nuestro arreglo con gerberas son los siguientes:

  • Esponja para arreglos florales, en la que introduciremos cada uno de los tallos para que se mantengan firmes en el lugar donde los coloquemos.
  • Ramas, hojas y vegetación de cualquier tipo, con la que decoraremos y complementaremos el arreglo.
  • Un recipiente de cualquier tipo (macetas, cestas, jarrones…) en el que podamos trabajar el arreglo de forma cómoda, y sobre el cual se colocarán todos los elementos necesarios.
  • Flores como gerberas, rosas o tulipanes, las cuales usaremos como protagonistas del arreglo floral.

Si no cuentas con los materiales necesarios te recomendamos pasarte por nuestra sección de materiales para arreglos florales.

Estos son los pasos y pautas básicas para crear un arreglo con gerberas, aunque siempre puedes darle tu toque personal:

  1. Se comienza introduciendo la esponja floral en la regadera o en su defecto el jarrón sobre el que quieras mostrar tu arreglo floral. No debe sobresalir demasiado, ya que tendremos que hacer espacio para las gereberas.
  2. Agrega ahora las gereberas por el centro del arreglo floral. Dependiendo del tamaño de éste, necesitarás más o menos gereberas, por lo que utilízalas según tus necesidades.
  3. Coloca ahora el follaje en la base y alrededor del jarrón o regadera.
  4. Como toque final, coloca unas ramas de hipéricum o incluso lirios o rosas, para darle un poco más de color al conjunto.

Existen muchas variantes para este tipo de arreglos florales, por ejemplo, puedes optar por un follaje verde con hojas de eucalipto, o con girasoles en lugar de lirios. Todo depende de la imaginación y las ganas que le eches. Anímate y prueba hasta lograr la combinación que más te guste.

Share on FacebookShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest