Aliso | Características, Cultivo y Usos

El aliso o Alnus glutinosa, reconocido en algunos lugares como húmero, copo verde o alno, es un árbol que se encuentra distribuido tanto en Europa como en Asia,  mide entre 20 y 30 metros de altura y es una especie longeva pues puede llegar a vivir cerca de los cien años.

Posee en su tronco una gruesa corteza agrietada entre marrón y verde oscuro, que durante su juventud es lisa,  ramas empinadas con hojas caducas, que caen durante el otoño  y reaparecen en primavera.

Este árbol crece en arboledas junto a otros alisos, formando grupos de semibosques entre ellos. Su floración ocurre  entre febrero y abril, en forma de manojos de florecitas amarillas o rojas de acuerdo al sexo, hembra o macho respectivamente.

Sus frutos son pequeñas piñas ovaladas que van desde el verde amarronado hasta llegar al negro según la etapa, con escamas superpuestas que cuelgan de las ramas y se producen en la última etapa del verano.

Hábitat y distribución

El mejor ambiente para la supervivencia del aliso es cerca de lagos o ríos,  en zonas cargadas de humedad o lluviosas, que tengan suelos muy rociados con nutrientes provechosos, pues necesita buena tierra para crecer y desarrollarse.

Puede encontrarse entre montañas desde los 1400 hasta los 3000 metros sobre el nivel del mar, aunque se pueden formar en alturas menores ya que sus semillas se dispersan entre las aguas de los ríos adyacentes.

Cultivo del Aliso

Para el cultivo del aliso es necesario tener la semilla, la cual se extrae de su fruta, la pequeña piña, aunque las semillas se desprenden solas de forma natural, si se quiere extraer en volumen se debe sacudir la piña cuando está todavía de color verde o amarillo, hasta lograr el desprendimiento de cada escama, se debe secar y guardar en un lugar seco y frío para su mejor conservación.

Es necesario que las semillas se conserven a temperaturas inferiores a los 20°C, pues la temperatura más alta destruye su posibilidad de reproducción. Se recomienda iniciar la siembra del aliso durante los meses de primavera, colocando un mínimo de 15 gramos de semillas por metro cuadrado  en hileras, utilizando tierra rica en nutrientes combinada con arena.

Durante la primera semana de la siembra comenzará la germinación de la semilla, este periodo es de crecimiento lento y tardará entre 3 y 6 meses para obtener una plántula de unos 5 cm, en esta instancia se debe mantener por lo menos dos riegos diarios con ducha fina para asegurar la humedad del terreno.

Condiciones ambientales

El aliso es una especie que prefiere las regiones muy húmedas con temperaturas que no superen los 25°C, y cuyos terrenos se encuentren impregnados de agua

Usos del Aliso

El principal uso del aliso es la protección en zonas menos húmedas las cuales pueden sufrir los efectos de la erosión. Su preciada madera muy resistente a la humedad, se usa para elaborar diversos muebles y objetos de gran utilidad, sirve además como leña por sus propiedades combustibles. También se extrae tinta que sirve para curtir cuero incluso se usa en la industria tipográfica.

En cuanto a los usos medicinales, las hojas de aliso sirven para cicatrizar heridas y contener hemorragias pequeñas. Colocando las hojas como compresa puede ayudar a aliviar los dolores musculares, ciática, lumbago, cansancio o desgarro muscular, sirve para calmar el malestar  general originado por la fiebre.

Por su propiedad desinflamatoria, es coadyuvante en el tratamiento de malestar causado por faringitis, laringitis  o amigdalitis, para lo cual se recomienda hacer gargarismos con la cocción de su corteza. Los cataplasmas ayudan en la cicatrización de heridas, hemorroides y reumatismo. La cocción de las hojas ayuda a aliviar los pies cansados o adoloridos.

Amenazas

El aliso no escapa a las amenazas que suponen algunos agentes externos para el desarrollo normal de su estructura, bacterias, hongos e insectos atacan este fuerte árbol causándole daños.

Una de las plagas presentes en el aliso es un escarabajo llamado galeruca, es un insecto muy invasivo, que usa al aliso como su habitación durante el año, en su estado adulto este escarabajo se alimenta de las hojas del aliso, se aparea y coloca sus huevos en las hojas que también servirán de alimento a las larvas una vez comiencen a crecer hasta convertirse en adultos, este insecto completa su ciclo al comienzo de invierno cuando emigra para protegerse del frío.  Causan la defoliación del aliso.

La bacteria Erwinia spp produce una putrefacción necrótica en la corteza del aliso, desde donde segrega un líquido oscuro que tiñe el tronco del árbol. Los hongos Phytophtora cambivora y Melanconium  apiocarpon originan el enanismo en el aliso, defectos en las hojas y muerte de las raíces.

Otros insectos menos frecuentes también atacan y dañan las flores, hojas y frutos en menor medida y en espacio de tiempo reducido por lo que no representan una amenaza para la vida del aliso.

Leave a Reply