Alcornoque | Características, Cultivo y Usos

Es un árbol perdurable, robusto, de talla media, el cual crece hasta 20 metros de altura. Su tronco puede alcanzar los 2 metros y medio de diámetro, dependiendo del cuidado y otros factores ambientales en su crecimiento. Su corteza es gruesa y esponjosa, la cual llega a medir 15 cm y más, es ligera, elástica y agrietada, en la cual destaca su material vegetal por excelencia: El corcho.

Sus hojas son medianas, sencillas y alternas, de forma ovalada y de color verde brillante por el frente y blanquecino por la parte posterior. Fructifica tempranamente entre los 10 a12 años y con mayor promedio de los 25 a 30 años.

El fruto es una bellota de forma desigual, de forma cónica y escamas extendidas y grisáceas.

La floración se produce por lo general durante abril y mayo. Sus frutos en promedio maduran desde septiembre hasta febrero. Las ramas son firmes, gruesas y ondulantes. Las ramillas están revestidas de una borra o pelusa de tonos blanquecinos o rojizos.

Hábitat y distribución

Es una especie arbórea nativa del occidente de la región mediterránea.  Su distribución mundial de forma natural se circunscribe a la parte occidental de las tierras que circundan al mar Mediterráneo y a las costas del Atlántico, debido principalmente a las necesidades que tiene para su superviviencia. El país con mayor superficie de alcornocal es Portugal.

Los bosques más productivos se encuentran en la península Ibérica, norte de África (Marruecos, Argelia y Túnez), y en menor medida Francia e Italia. Es de destacar que Portugal y España mantienen constantes planes para auspiciar la reforestación de esta especie.

Cultivo del Alcornoque

El alcornoque se regenera de la semilla. Sus bellotas, así como las plántulas, son muy atractivas para mamíferos y aves, lo que afecta su normal regeneración. Los veranos secos le inciden negativamente,  debido a la fragilidad de sus plántulas.

Las bellotas maduran antes de los 12 meses y de manera escalonada. La mayor parte de alrededor de octubre a noviembre, pero pudiendo madurar desde septiembre a febrero e incluso más adelante.

Su estado óptimo de entorno lo obtiene sobre suelos silíceos, sueltos y frescos, principalmente en climas cálidos y templados, algo húmedos y en los que no se presenten fuertes heladas.

Condiciones ambientales

El alcornoque se distribuye en zonas de clima mediterráneo, en las cuales predominan las precipitaciones anuales entre 450 mm y más de 1000 mm. La temperatura media anual oscila entre los 13 y 18 °C, siendo su límite superior los 19 °C.

El promedio de las mínimas temperaturas que soporta durante los meses más fríos, son superiores a 0 °C, siempre y cuando tenga un suficiente suministro de agua. Sin embargo, las bajas temperaturas le ocasionan pérdida de fuerza y de producción.

La especie tiene garantizada su existencia entre los 0 y 1300 m.s.n.m., aun cuando los mejores resultados en crecimiento, producción y calidad, promedian entre los 300 y los 600 m.s.n.m. Se desarrolla con mejor alcance en suelos ligeramente ácidos. No tolera los suelos alcalinos, los arcillosos, ni muy fangosos, pues sus mejores condiciones radican en terrenos profundos, fértiles y bien drenados.

Usos del Alcornoque

Del alcornoque se obtienen múltiples productos y beneficios, el corcho es el principal de ellos, ya que de ella se producen derivados en la industria del calzado,  tapones, artículos de pesca, aislantes sonoros y térmicos, entre muchos más.

Sus frutos también son utilizados para el engorde del ganado y cría de cerdos. Tiene una característica ecológica especial, ya que ayuda a la protección de suelos, fomenta la reserva de diversidad biológica y contribuye con la regulación hidrológica.

Su madera es densa y con vetas, siendo muy  apreciada en carpintería, tonelería y carretería. El árbol en su conjunto, así como los bosques que forman, poseen un gran valor estético y paisajístico.

Tiene la particularidad de hacerse resistente al fuego, siempre y cuando se encuentre sin descortezar o al final del turno de  descorche, ya que en estas condiciones  posee una capa corchosa aislante y espesa, lo que la hace incombustible, evitándole así el riesgo de morir por incendio.  Su capacidad de rebrote es tal que le permite nacer nuevamente tras un incendio, aún cuando toda su copa se hubiera quemado.

Amenazas

Le afecta de manera severa la enfermedad originada por el hongo semiparásito Hypoxylon mediterraneum, el cual penetra en las heridas del alcornoque producidas por el granizo, así como  por las podas y descorches. Su presencia en el árbol es llamada “chancro carbonoso” o “carbón de la madre”.

Se muestran como unas placas de color negro y  aspecto parecido al carbón, que invade toda la parte maderosa de las ramas. Debajo de las ramas puede verse la zona negra afectada, cuyo aspecto es rugoso debido a las pequeñas perforaciones correspondientes a las numerosas y diminutas estructuras reproductoras de estos hongos.

Asimismo, entre las plagas resaltan los insectos: Lymantria dispar (conocida como lagarta Peluda), ocasiona defoliaciones devastadoras que afectan el ritmo fenológico del árbol; Coreabus undatus y Totrix Viridiana, (ataca a las yemas en formación y prosigue su ataque a medida que las hojas y flores se desarrollan,  ocasionando severos daños a la fructificación); y tres de menor importancia: Cerambix cerdo, Crematogaster scutelaris y Balaninunus. 

Leave a Reply